Para IU vender los aparcamientos de EPASSA supone “desnudar” al Ayuntamiento

aparcamiento san francisco

Como consecuencia de las políticas llevadas a cabo por el PP en todo el estado y en particular en el Ayuntamiento de Jaén, el proceso de privatizaciones en el ámbito local está siendo la piedra angular de la gestión Popular, de manera que ante la importancia de esta cuestión y la irresponsabilidad de los responsables públicos, IU lanzará la propuesta de que ninguna inversión realizada con dinero público sea privatizada sin unanimidad. “Hay que tener en cuenta que para pagar esos aparcamientos los ciudadanos de Jaén hemos sufrido muchas subidas de impuestos, para ahora llegar a esta situación” – apostilla Isabel Mateos.

 Jaén, 11 de noviembre de 2013.- En relación a la celebración esta misma mañana del Consejo de Administración de EPASSA, en el que se abordó el Pliego de Condiciones Particulares para la venta de tres aparcamientos municipales, la portavoz de IU, Isabel Mateos ha manifestado que la venta de los tres aparcamientos no es necesaria y supone en la práctica “desnudar” al ayuntamiento, al desposeerlo de patrimonio municipal y convertirlo en un “todo a cien”. Para IU no hay verdadera política municipal ni verdadero ayuntamiento si no hay sector público fuerte y consolidado y el patrimonio municipal sirve para fortalecer las políticas públicas. Esta es la razón “de peso” que IU ha esgrimido para no estar de acuerdo con la venta de estos aparcamientos.

 Según Mateos, la propuesta del PP está compuesta de dos medidas: la enajenación de los patrimonios municipales que constituyen los aparcamientos rentables y la “socialización” de las pérdidas integrando en EPASSA los servicios menos rentables. Los tres aparcamientos más importantes ya se habían “desafectado” como bienes demaniales del Ayuntamiento y fueron recalificados como patrimoniales del Ayuntamiento y asignados y capitalizados en EPASSA. Para IU una decisión de tal tipo no tiene que llevar obligatoriamente a la actual enajenación a manos privadas sino que se puede emplear dicho patrimonio para fortelecer a la empresa pública de aparcamientos.

En cuanto al articulado del Pliego, IU afirma que éste permite, entre otras cosas, eliminar los convenios que EPASSA ha ido realizando con colectivos y entidades, por lo que solicitará una relación de convenios para cuantificar qué es lo que va a perder EPASSA y la ganancia que tendría el propietario del Ayuntamiento. Por otro lado, IU señala que en la cláusula 10ª, punto 3, se afirma que el pago del precio del contrato se podrá hacer también en especie, es decir, se podrá utilizar un modelo de pago distinto al dinerario, por lo que sería necesaria la realización de una tasación del bien. En este caso ¿Quién haría la tasación de ese bien y con qué criterios? – señala la portavoz de IU. Otra de las cuestiones que preocupan a IU es si se van a utilizar criterios de alquiler de las plazas de aparcamiento a los jiennenses basados en precios públicos, o serán precios de libre mercado y acordados entre los propietarios de los tres aparcamientos y en este caso cómo se salvará la posible existencia de ese oligopolio.

 El Grupo de IU ha recibido innumerables quejas de los comerciantes de la zona aledaña al Mercado de San Francisco, que ven en la venta de dicha aparcamiento una amenaza al propio mercado y a la rentabilidad de los establecimientos comerciales del entorno. Isabel Mateos advierte sobre las consecuencias que tendrá la venta del aparcamiento de San Francisco en el pequeño comercio de la zona. Para Isabel Mateos “las repercusiones serán económicas y también sunpondrá una reducción del número de usuarios del Mercado, ya que la utilización de horas de estacionamiento en dicho aparcamiento, ya no será un elemento que facilite la acumulación y permanencia de clientes.” También afectará a la movilidad, a las plazas de rotación y en definitiva a un nuevo uso del mercado y su entorno.

 Para IU decir la verdad es una necesidad política, precisamente. Por lo tanto “no hay ingenuidades que valgan”. El error es político: haber entendido la política como el arte de la gestión diaria y no como una mediación viva entre grupos y clases desiguales. Si la política se hace sólo contabilidad, al final gobiernan los banqueros y los contables, como ha ido ocurriendo. Toda “desafectación” de un bien demanial llevada a cabo en la actualidad no tiene más fin que expropiar a la ciudad de un patrimonio de bienes comunes y dejarla desnuda. Y desnuda, sin un sector público municipal que garantice los bienes y servicios esenciales, significa que no hay política municipal ni verdadero ayuntamiento. Sólo hay intermediarios a favor de los que tienen una posición privilegiada.