Moción del Grupo Municipal de IU de Jaén (15 de marzo de 2000)

………………………………., portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía en el Ayuntamiento de Jaén, a tenor de lo dispuesto en los arts. 82.3, 93 y 97.2 del Reglamento de Organización y Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y concordantes del Reglamento Orgánico Municipal (ROM), somete a la consideración del Pleno Municipal la siguiente:

MOCIÓN

EN MEMORIA DE LOS RESISTENTES JIENNENSES EN LOS CAMPOS DE EXTERMINIO NAZIS

(Ruta de la memoria. Diálogo intergeneracional)

A Gregorio Lendínez, peluquero de Valdepeñas de Jaén,

sobreviviente de MAUTHAUSEN-GUSEN que sigue amando a los jilgueros.

Si esto es un hombre

Los que vivís seguros

En vuestras casas caldeadas

Los que os encontráis, al volver por la tarde,

La comida caliente y los rostros amigos:

Considerad si es un hombre

Quien trabaja en el fango

Quien no conoce la paz

Quien lucha por la mitad de un panecillo

Quien muere por un sí o por un no.

Considerad si es una mujer

Quien no tiene cabellos ni nombre

Ni fuerzas para recordarlo

Vacía la mirada y frío el regazo

Como una rama invernal.

Pensad que esto ha sucedido:

Os encomiendo estas palabras.

Grabadlas en vuestros corazones

Al estar en casa, al ir por la calle,

Al acostaros, al levantaros;

Repetídselas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe,

La enfermedad os imposibilite,

Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

Si esto es un hombre”.

Primo Levi. Sobreviviente, escritor y testigo en el campo de exterminio

de MONOWITZ-AUSCHWITZ. Número 174517

Exposición de motivos:

Presentamos este texto con una sola voluntad. Termina el siglo XX y estamos convencid@s de que desde la memoria es necesario ese diálogo con los más jóvenes de Jaén, intergeneracional, del siglo que termina y del que empieza, sobre lo que con toda seguridad ha sido el mayor crimen cometido en la historia de la humanidad: la experiencia del exterminio, en 20 campos de concentración y 165 campos de trabajo nazis, de más de 10 millones de personas, de formas trivial, burocrática y cotidiana. Un verdadero sistema industrial y administrativo de aniquilación. Nunca han sido extinguidas tantas vidas humanas en tan poco tiempo ni con una combinación tan lúcida de ingenio tecnológico, fanatismo y crueldad. Exterminios en masa, unilaterales, sistemáticos, mecanizados, provocados por un Gobierno, perpetrado sobre poblaciones inocentes e inermes y legitimados por la doctrina del desprecio. Todo ello con la complicidad o el silencio de la población alemana, sin resistencia ni protesta significativas. Todo ello bajo el miedo y el terror tras la aniquilación de más de seiscientos mil personas comprometidas con las distintas tradiciones y culturas de la izquierda alemana, tras la aniquilación de toda una generación de militantes de la izquierda alemana para quienes se construyeron los primeros campos de concentración.

Después vino la solución final: al principio fueron exterminados los discapacitados, los “anormales”…después los judíos (entre cuatro millones y medio y seis millones), rusos (más de cuatro millones), polacos, yugoslavos, checos, griegos, marroquíes, argelinos, franceses, italianos, españoles, ingleses, austriacos etc. Distintos grupos religiosos (protestantes, católicos y testigos de Jehová…), homosexuales, presos comunes, partisanos y brigadistas, y grandes grupos de personas de etnia gitana…

¿Por qué es necesario este diálogo, esta preocupación desde la memoria, desde esta ciudad de Jaén? Escuchemos a un superviviente de aquella experiencia en Buna-Auschwitz, Primo Levi, químico y escritor italiano:

“Para nosotros, hablar con los jóvenes es cada vez más difícil. Lo sentimos como un deber y a la vez como un riesgo: el riesgo de resultar anacrónicos, de no ser escuchados. Tenemos que ser escuchados: por encima de toda nuestra experiencia individual hemos sido colectivamente testigos de un acontecimiento fundamental e inesperado, fundamental precisamente porque ha sido inesperado, no previsto por nadie. Ha ocurrido contra las previsiones; ha ocurrido en Europa; increíblemente, ha ocurrido que un pueblo entero civilizado, apenas salido del ferviente florecimiento cultural de Weimar, siguiese a un histrión cuya figura hoy mueve a risa; y, sin embargo, Adolfo Hitler ha sido obedecido y alabado hasta su catástrofe. Ha sucedido y, por consiguiente, puede volver a suceder: esto es la esencia de lo que tenemos que decir”.

Los hundidos y los salvados”.

Hoy no es extraño encontrar de vez en cuando en la prensa denuncias sobre el descubrimiento de criminales nazis que viven bien asentados y con mucha tranquilidad en países democráticos. No es extraño, como ya señalara Monserrat Roig hace tiempo, de los cien mil verdugos causantes directos de los asesinatos de más de diez millones de inocentes, se ajustició a unos seiscientos.

Recientemente, se constituía en Estocolmo el ‘Foro internacional por la humanidad y la conciencia contra el nazismo y la xenofobia’, mientras aquí cerca, en Austria, se formaba un Gobierno desde la sonrisa de un tal Haider, en territorios donde se construyó un campo denominado Mauthausen.

Incluso, hoy, se hacen públicas las memorias de un tal Adolf Eichmann, dirigente de las SS y responsable de toda la estructura administrativa y de organización de los campos, un funcionario que en el ejercicio de su ‘deber’ banalmente fue responsable, pero no solo, de lo que la lúcida escritora Hannah Arendt denominara ‘matanzas administrativas’ y nos advirtiera respecto de otras posibilidades de exterminio en los tiempos de la automatización, por ejemplo a quienes tengan un cociente intelectual por debajo de un cierto nivel.

¿De dónde, pues, surge todo este asunto? Sigamos oyendo a aquél superviviente:

Habrá muchos, individuos o pueblos, que piensen, más o menos conscientemente, que ‘todo extranjero es un enemigo’. En la mayoría de los casos esta convicción yace en el fondo de las almas como una infección latente; se manifiesta sólo en actos intermitentes e incoordinados, y no está en el origen de un sistema de pensamiento. Pero cuando éste llega, cuando el dogma inexpresado se convierte en la premisa mayor de un silogismo, entonces, al final de la cadena está el Lager [campo de concentración y exterminio]. Él es producto de un concepto del mundo llevado a sus últimas consecuencias con una coherencia rigurosa: mientras el concepto subsiste las consecuencias nos amenazan. La historia de los campos de destrucción debería ser entendida por todos como una siniestra señal de peligro.”

Si esto es un hombre”.

El día 5 de Mayo de 1945 el Comité Militar Internacional de Mauthausen, organización de presos resistentes, liberaba el campo de exterminio que había estado dominado por las SS, antes de la llegada de las fuerzas aliadas que luchaban contra el nazifascismo en Europa. En dicha organización participaron activamente miles de españoles que, tras la derrota de la II República española y la victoria del golpe militar, habían pasado a Francia, fueron encerrados en campos de concentración, reclutados en compañías de trabajo forzado y entregados después a manos del ejército alemán, que los trasladadó a los campos de exterminio nazi de Mauthausen, Ravensbrück, Dachau, Buchenwald y Maidtank. De los doce mil republicanos españoles deportados, diez mil fueron exterminados .

Destaca por su importancia el campo de Mauthausen, situado en territorio austriaco ocupado por el ejército alemán, en el que murieron más de ciento veintidos mil personas. Según los datos ofrecidos por la Amicale de Mauthausen (Asociación de supervivientes), cuyos archivos y ficheros fueron obtenidos clandestinamente por la organización resistente española en el campo, los republicanos españoles que pasaron por el mismo y comandos adjuntos fueron siete mil ciento ochenta y nueve, cinco mil murieron y dos mil ciento ochenta y nueve fueron liberados. Además otro colectivo de más de mil personas murieron en transportes, bombardeos y cárceles de la Gestapo. Otros mil fueron deportados a otros campos, de los cuales murieron doscientos quince. De ese conjunto de resistentes que murieron en Mauthausen hay un número importante (ciento veintisiete, según la documentación de que se dispone) de personas nacidas en la provincia de Jaén y diez de nuestra propia ciudad. (Se adjunta ANEXO)

A vosotros, las generaciones más jóvenes de nuestra ciudad, queremos os decimos junto a aquellas voces que desde el fondo de la tierra, donde están los hundidos y los supervivientes con quienes tenemos una gran deuda, que “si no recordamos nos ocurrirán cosas terribles porque la memoria es un instrumento para el futuro”.

Por todo ello que, el Grupo Municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Jaén, propone al Pleno Municipal la adopción de los siguientes acuerdos:

1º.- Declarar el día 5 de mayo, como día local En memoria de los resistentes y víctimas de los campos de exterminio nazis, instando a los Centros Escolares, Universidad, Consejo de la Juventud, etc…, a realizar este día a una jornada educativa conmemorativa en la que se pueda explicar el surgimiento del nazismo y los campos de concentración nazis. A tal efecto, el Ayuntamiento les remitirá escrito emplazando a colaborar en dicha jornada educativa.

2º.- Impulsar los trámites necesarios para la realización de un mausoleo en memoria de todos los supervivientes, en particular los de Jaén, contactando y colaborando con posibles familiares de dichas víctimas del exterminio nazi.

3º.- Dar traslado de esta propuesta a la asociación AMICAL DE MAUTHASEN (teléfono: 93.4872026, solicitando su colaboración y participación en la realización de dicha jornada.

4º.- Instar al Parlamento de Andalucía a que se sume a dicha commemoración y valore la posiblida de fijar dicha fecha para el conjunto de Andalucía y a impulsar un mausoleo para las víctimas andaluzas del exterminio nazi.

5º.- Dar traslado de la presente moción a las instituciones, entidades educativas, sociales, sindicales y vecinales de la ciudad de Jaén.

Lo que se firma en Jaén a 15 de marzo de 2000.

Fdo.: Francisco Javier Aguilera Galera

Portavoz del Grupo Municipal de

IU Los Verdes-CA

SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE JAÉN