Manifiesto contra los populismo. Kupchan

Tras el Brexit en Inglaterra y la victoria de Donald Trump (más bien la derrota de la Clinton) en las presidenciales de EE.UU en 2016, la fuerzas oligárquicas financieras a nivel mundial no tardaron mucho en construir una estrategia de oposición coordinada para derrotar ambos acontecimientos y volver a la situación anterior. Se abrió una lucha durísima entre élites capitalistas que representan sectores y alianzas diferentes, con intersecciones financieras (la JP Morgan, una de las entidades especuladoras financieras responsables de la estafa más grande conocida en la historia del capitalismo que derivó en la crisis de 2007-2008, tras haber apoyado a la candidata demócrata Clinton, ha logrado resituarse en el ejecutivo de Trump), que dura hasta hoy.

Detrás del “Proyecto Trump” hay fuerzas, una gran parte del capitalismo industrial norteamericano, que tratan de volver a dotar a EE.UU de una base político-militar y territorial para seguir siendo la potencia decisiva en el siglo XXI. No es ninguna exageración “izquierdista” lo que la actriz Susan Sarandon señalaba recientemente: que con la Clinton en la presidencia de EE.UU ya estaríamos hoy en una guerra abierta contra Rusia y China. La candidata “demócrata” (apoyada financieramente por regímenes e instituciones tan democráticas como Wall Street, todas las grandes entidades financieras norteamericanas y europeas, el Deutsche Bank por ejemplo, de todos los grandes medios de comunicación de EE.UU y de Europa, y países caracterizados por sus sistemas democráticos como Arabia Saudita, Marruecos, etc).

Toda fuerza democrática y favorable a los intereses de las grandes mayorías de la población debe evitar hacer suyos los esquemas hollywoodianos de mirar y situarse en el mundo y hacer propio lo que el Vicepresidente de la República Multinacional de Bolivia, García Linera, ha denominado como la crisis de la globalización capitalista (en esa tarea recomendamos, por ejemplo, la visión y audición de “El Proyecto Trumpista” del economista y sociólogo mexicano Andrés Barreda en https://www.youtube.com/watch?v=xxoNkChgEmQ).

Del lado “liberal-globalista” destacamos (y traducimos para nuestros lectores) un texto de Charles A. Kupchan, docente de negocios internacionales en la Georgetown University y miembro del Council on Foreign Relations, que fue un importante consejero especial para la seguridad nacional de Obama entre 2014 y 2016, un verdadero manifiesto (publicado en enero de 2017 en el periódico italiano “La Stampa”) titulado “Un pacto social contra los populismos” que nos permite entender cuáles son las posiciones de los sectores oligárquicos norteamericanos y europeos que siguen apostando por EE.UU como potencia imperialista única para el siglo XXI, un documento que concita acuerdos entre el “social-liberalismo” y “liberal-conservadurismo “ en lo que Kupchan denomina “unidad de los centristas” contra todos los populismos de derecha y de izquierda.

Creemos que es, además, un documento de interés para entender el sentido de los procesos electorales realizados recientemente en Holanda, Francia y Alemania y, además, para tenerlo presente en las claves de lectura de la crisis política, social y territorial en nuestro país y, en particular, de las orientaciones y los vaivenes de las principales fuerzas políticas, PP y PSOE, que constituyeron un sistema bipartidista funcional al sostenimiento del sistema capitalista y que hoy están en cuestión.

Pinchar la imagen para descargar el texto

Charles A. Kupchan