Sobre la confluencia y los procesos de unidad popular

27763_118734398168932_1720036_n

Resolución de la Asamblea local de Izquierda Unida en la ciudad de Jaén. Sobre las elecciones autonómicas y andaluzas y sobre los procesos de confluencia y Unidad Popular en la ciudad de Jaén

LA ASAMBLEA LOCAL DE IU DE JAÉN APUESTA POR CONSTRUIR “JAÉN EN COMÚN”

Los resultados de las elecciones autonómicas en Andalucía del pasado mes de marzo señalan con claridad que la lucha entre restauración y democratización político-social en nuestro país ha de pasar de lo general a lo concreto, de la conexión sentimental al plano material de la articulación social. Estas elecciones han supuesto un primer e importante test de la batalla político-cultural en curso en todo el país.

La experiencia de gobierno entre PSOE e IULV-CA se salda trágicamente con la liquidación casi definitiva del proyecto de IULV-CA, precisamente en el territorio donde nació una de las experiencias más interesantes de la izquierda antagonista con el capitalismo en los años 80 del siglo pasado. En IULV-CA, pasar de la autodenominada “resistencia” desde el gobierno con el PSOE (para acabar tirada en la cuneta después de ser usada) a la “resiliencia”, sobreponerse a la derrota para evitar la desmoralización de miles de militantes, exige no sólo un cambio de equipo dirigente a todos los niveles sino volver a los orígenes del proyecto para repensarlo al calor de la situación actual y encontrar una nueva legitimación social. El desafío no es otro que, crítica y autocríticamente, ayudar a construir un bloque de fuerzas, un programa y una propuesta de equipo dirigente para otra Andalucía posible y necesaria. Sería un buen síntoma que en Andalucía, donde se gestó IU a partir de una convocatoria por Andalucía y donde quiebra después de tres décadas de recorrido, pudiera alzarse, de nuevo, una propuesta de unidad de fuerzas sociales y populares a la altura de estos tiempos.

La lección más importante que tiene que sacar el movimiento real por una democratización política y social frente a la crisis y los planes de austeridad de las elecciones autonómicas es que hay que intentar adelantar el debate de la construcción de la Unidad Popular como eje de las luchas decisivas de 2015 (la restauración ya ha comenzado y es significativo que se haya elegido Andalucía como escenario inaugural) y hacerlo en serio implica elaborar un programa desde el nivel práctico de lucha y crítica material de la situación comprometiendo a los colectivos y sujetos políticos y sociales más importantes del país.

En este contexto y con estas enseñanzas abordamos el debate de las próximas elecciones municipales.

En el referéndum celebrado el pasado 4 de marzo, en el que participaron simpatizantes de la Asamblea Local de IULV-CA y más del 80% del censo, se decidió, con el 100% de los votos a favor, dar respaldo a la apuesta por el proceso de Ganemos Jaén y asumir los acuerdos adoptados por la Asamblea de este colectivo sobre la definición de la fórmula jurídica con la que presentarse a las elecciones municipales. Dichos acuerdos establecían un orden de prioridades orientado siempre a la posibilidad de la confluencia más amplia, aglutinando al conjunto de actores sociales que intervienen en nuestra ciudad con la voluntad decidida de articular una alternativa real a las políticas de austeridad y al bipartidismo.

Este horizonte que implica un proyecto político para poner en marcha otro modelo de ciudad, se configura como un fin al que cualquier discusión sobre una u otra fórmula jurídica se supedita como una discusión sobre medios. Concretamente, el reto consiste en hallar el medio que mejor se ajuste a la orientación a ese fin. Así lo señalaba Alberto Garzón en un artículo publicado en el número de marzo de Mundo Obrero junto con la responsable de Proceso Constituyente y Convergencia de Izquierda Unida, Lara Hernández: “Izquierda Unida considera que para que la unidad popular sea firme, lo esencial es tener un marco de programa compartido, un proceso de participación desde abajo y desde el protagonismo de la ciudadanía, un código ético de los cargos públicos y un pacto de procesos participativos y de control de nuestra acción en las instituciones. Si se consigue lo anterior, la fórmula electoral tan sólo es el instrumento legal y no la esencia de la construcción de la unidad popular. Para nosotros la coalición electoral no es un impedimento en absoluto para ese fin.”

Todos los elementos señalados han estado presentes en el recorrido de Ganemos Jaén y, posteriormente, en el que se acaba de poner en marcha, con la incorporación de nuevos sujetos, en el espacio de Jaén en Común. Situar en el centro y como fin en sí misma la cuestión de la fórmula jurídica, sustraerse a los espacios de convergencia ciudadana por una pretendida voluntad de supervivencia, es en realidad el paso hacia la autoliquidación de un proyecto político y el debilitamiento del proceso liderado por Alberto Garzón para la puesta en marcha de una confluencia amplia en todo el país que siente las bases de un proceso constituyente.

Ejemplos semejantes y muy significativos se han dejado ver en la Comunidad y en la Capital madrileñas, donde una manifestación de “repliegue identitario” ha sido el correlato de una inhibición de IU en los procesos de ruptura con el modelo especulativo-financiero de la trama oligárquica, optando por la subalternidad. Allí y aquí, la postura de sustraerse a la convergencia por una cuestión formal no es más que una excusa que encubre un determinado posicionamiento político.

La participación de la Asamblea Local de IULV-CA no implica ni la desaparición de su proyecto político, ni la disolución del colectivo humano que lo ha venido construyendo desde hace tantos años, en complicidad con los miles de ciudadanos y ciudadanas que en las sucesivas citas electorales le han venido dando su apoyo. Precisamente, la Historia de esta Asamblea Local, en cuyo centro se ha situado siempre un municipalismo alternativo, basado en la experiencia y la propuesta de los foros sociales, que implicaba caminar, en iniciativas ciudadanas, de la mano de la pluralidad de sujetos sociales y personas que piensan y se mueven por un modelo distinto de ciudad; la idea de “ciudad habitable” que ha nucleado la práctica de un colectivo político y humano que ha sobrevivido, a lo largo de los años, a los más diversos obstáculos interpuestos desde todos los frentes, próximos y ajenos, pasa necesariamente, aquí y ahora, por la implicación en un proceso de unidad popular que pretende poner en pie una alternativa sólida para conquistar a la mayoría social de la ciudad sobre una base programática y recuperar el Ayuntamiento para la gente.

Jaén en Común es hoy el proceso que puede posibilitar la articulación de una unidad popular que cambie la correlación de fuerzas en nuestra ciudad, no sólo electoralmente. Por lo tanto, es la opción para la gente de izquierdas. Hablar de “aglutinar a la izquierda” fuera del proceso municipalista unitario puesto en marcha de la mano de otras organizaciones y colectivos sociales vivos de la ciudad, es casi una ironía y un juego cínico a la confusión de nuestra gente, llevado al extremo cuando se realiza además sin la militancia de la Asamblea Local de Izquierda Unida, que apoyó masivamente el proceso de unidad. Pero lo más grave es que supone la neutralización de la capacidad de la izquierda para influir en los procesos de unidad popular con su propio acervo cultural, y eso es una responsabilidad histórica. Paradójicamente, el “repliegue identitario” (una estrechez de miras incapaz de engarzar con la historia de Izquierda Unida y de las principales organizaciones que forma parte de ella) no es más que un giro hacia la condena a la irrelevancia de la identidad de las gentes de la izquierda organizada y arraigada. Tras la apariencia de una preservación de esencias (un mecanismo de manipulación llevado al absurdo en la idea de aglutinar a la izquierda de Jaén sin la gente de IULV-CA de Jaén) lo que subyace es un proyecto subalterno que sirve sólo como complemento del bipartidismo y como pata izquierda de un régimen en crisis y opuesto a la voluntad popular.

La apuesta de la Asamblea Local de IULV-CA Jaén por la unidad es una apuesta global que, más allá de las elecciones municipales pero comenzando por ellas, tiene como horizonte la articulación necesaria de la pluralidad de sujetos políticos, sociales y culturales para poner en marcha un proceso constituyente que dé forma a un nuevo proyecto de país con las clases populares como protagonistas, defendiendo la necesidad de que la izquierda, con su experiencia y su patrimonio intelectual y moral imprescindibles, sea parte fundamental del mismo. El otro camino posible es el repliegue hacia ninguna parte o hacia un papel de complementariedad del régimen que hiere la memoria de las generaciones precedentes que, desde un horizonte intelectual y moral de izquierdas lucharon siempre por otro proyecto de país, y dinamita, por no estar a la altura de las circunstancias históricas, las posibilidades de que las generaciones venideras puedan remitirse a una tradición política y cultural imprescindible. Vengan de donde venga las presiones para caminar por esa senda, la Asamblea Local de IULV-CA no está por la labor de recorrerla.

El colectivo que conforma la Asamblea Local de IULV-CA en Jaén ha apostado unánimemente por el proceso de convergencia y su proyecto político está presente tanto en la candidatura como en la base programática sobre la que se asienta el proyecto de Jaén en Común, y desde ese lugar conquistado a base de trabajo unitario, quiere llamar, al conjunto de su militancia y de sus simpatizantes y votantes en la ciudad de Jaén, a participar en el proceso de primarias puesto en marcha para la elección de la candidatura de Jaén en Común y en la recogida de avales para la presentación de la misma, y para que dé su apoyo, en las próximas elecciones municipales, a esta propuesta unitaria puesta en marcha como la única posibilidad real de alternativa a las políticas que han saqueado nuestra ciudad.

Posdata: Algunas notas jurídicas y políticas ante el reciente anuncio de la expulsión de la Asamblea Local de IULV-CA de Jaén

Un responsable provincial de los asuntos institucionales de IULV-CA anunciaba en los medios de comunicación que los miembros de IU de Jaén que van en las listas de Jaén en Común serán expulsados. Esa será la gran aportación del Consejo Provincial de IULV-CA a la izquierda en nuestra ciudad: intentar dividir un proceso, complejo y difícil, de articulación de fuerzas y gentes para construir, en común, otro proyecto de ciudad y expulsar a toda una asamblea local que comenzó su andadura en 1991 y que ha logrado cristalizar un proyecto y un modo de hacer política desde la izquierda, de abajo y antagonista al sistema capitalista. La candidatura de IU que se anuncia viene a eso y acogerá a gentes que no son de IU sino de sectores y colectivos complementarios del PSOE y su régimen, algunos de la vieja “nueva izquierda” que ya hicieron su trabajito contra Julio Anguita en la época del debate del Tratado de Maastricht o alguna individualidad sobresaliente que viene rebotando de mil sitios (políticos, sindicales y hasta de la gestión inmobiliaria), según se anuncia.

Pero la realidad es que ni tan siquiera se han dignado a contestar formalmente al escrito que los coordinadores del Consejo Local de IULV-CA de Jaén remitieron a la Comisión de Seguimiento, Desarrollo y Apoyo de los procesos de convergencia de IU, impugnando una “Nota aclaratoria” de la misma que contraviene la Resolución Federal de IU de 21 de febrero de 2015. La decisión de la Asamblea de IULV-CA de Jaén de apostar sin ambiguedades por la unidad popular en la ciudad estaba avalada por esa Resolución federal de IU. Ahora se descubre que lo que algunos defienden en Madrid, por otras razones, no lo aplican aquí sino que hacen todo lo contrario. Un ejemplo del cinismo rampante y de falta de autonomía política y moral de IU ante tamaña papilla indigesta. No es extraño que los mismos que ahora hablan de “la izquierda” y preparan nuestra expulsión de IU fueran sancionados judicialmente en 2008 por los tribunales de Jaén por quebrar las garantías democráticas en el funcionamiento interno de IULV-CA de Jaén.

Se cierra el círculo…

Ojalé pase esto como un episodio corto y vergonzoso.

En un lugar del mundo llamado Jaén, a 14 de abril (día de la República) de 2015

Descargar la resolución completa en este enlace