IU presenta una moción para pedir el rechazo a la Reforma electoral de Rajoy

Para IU, el Partido Popular está tratando de mitigar un desplome electoral que puede ser mayor de lo que parece a priori. Para ello, alterando las reglas de juego cuando la partida está apunto de terminar, pretende quedarse con las alcaldías de muchos municipios no siendo la fuerza política mayoritaria. Ellos dicen que tener más votos que el resto de partidos significa ganar las elecciones y que eso debería ser suficiente para alcanzar la alcaldía. Pero hay una falacia en ese argumento – afirma Pablo Foche- : el resto de partidos políticos pueden estar representando aun porcentaje de votantes mucho mayor que el obtenido por el PP. Otorgar una prima de representación y la mayoría absoluta a un partido en minoría real es una estafa democrática. Lo aberrante es que esta operación se realiza detrás de una pantalla de medidas de regeneración democrática, cuando lo que se trata es de alterar la voluntad democrática popular.

Pero hay más. No se pretende sólo conseguir retener las principales alcaldías del país para el PP, que con la legislación electoral actual corren peligro, sino que, y esto es lo más importante, se quiere asegurar una mayoría política municipal que no se oponga frontalmente a las políticas neoliberales de desmantelamiento y privatización de los servicios públicos municipales y de su patrimonio. No sé si finalmente el PP se atreverá a dar el paso y a modificar la legislación electoral, pero si lo hace es posible que a medio plazo esa reforma se vuelva contra él y las fuerzas políticas contra las que ha sido diseñada se acaben beneficiando. Sería una bonita venganza del destino.