Anschluss. La Anexión

El economista Vladimiro Giacché ha escrito un libro brillante sobre la anexión de la República Democrática Alemana (en adelante RDA) y las consecuencias para la Unión Europea.

Un desastre calculado.La mayor parte del contenido de esta publicación la ocupa la unión monetaria celebrada el 1 de julio de 1990 entre la República Federal Alemana (RFA) y la República Democrática Alemana (RDA); sus antecedentes inmediatos y sus consecuencias ante todo para los ciudadanos de la RDA. De esto hace ya 24 años y el autor se pregunta qué podemos aprender al día de hoy “de esa adquisición o apropiación de los cinco ‘länder’ + Berlín orientales por parte de la RFA”. Su respuesta: esa experiencia es de “sumo interés a la vista de lo que en Europa ha venido ocurriendo desde que se produjera la Unión Monetaria”. Considera que  la Unión Europea en términos económicos y monetarios ya antes de 1990 era algo impensable; en primer lugar por ser la moneda única europea el intento de introducir en el concierto europeo a una Alemania que, precisamente mediante su unificación, había ganado peso e importancia superando de este modo a todos los demás países miembros de la UE. En segundo lugar, por quedar consolidada mediante aquella ideología, el modo y el concepto económico y social que ha venido determinando la integración europea.

El programa que nos traza el autor en las primeras

130 páginas del libro, viene a ser la anatomía del instrumento decisivo a la hora de esta adquisición consistente en la anexión fiscal y la destrucción de la economía de la RDA; primero procediendo de modo cronológico, más adelante analizando los diversos aspectos de este proceso. El autor se sirve de una amplia bibliografía publicada sobre el tema y no ignora en ningún momento, como suele hacerse en la parte occidental de Alemania, las publicaciones de los autores germano-orientales. De este modo, analiza por ejemplo la “jugarreta” de las llamadas deudas antiguas que fueron impuestas a las empresas orientales en beneficio de los bancos occidentales; o el principio consistente en “devolver las indemnizaciones recibidas” que en círculos de la clase media occidental venía a despertar un enorme apetito por los inmuebles orientales, que nada tenía que envidiar a los broker de Wall Street; o la liquidación de las llamadas élites, sobre la que Giacché nos ofrece esta cita del ex canciller Helmut Schmidt del año 2006: “Los comunistas de la RDA después del año 1990 recibieron un trato mucho peor que los ex nazis en la RFA después la II GM. De haber recibido un trato algo más tolerante, el desastre que hoy vivimos en los nuevos ‘länder’ sería probablemente algo menos penoso”.

No sorprende pues que la historia se vuelva a escribir, amablemente, una y otra vez, toda vez que Giacché nos detalla cómo el desastre incluyendo el paro masivo, la emigración, la desindustrialización y la destrucción de las condiciones vitales de millones de ciudadanos había sido fríamente calculado por los autores de la Unión Monetaria, donde cabe mencionar en particular al entonces secretario de Estado Horst Köhler y su adjunto Thilo Sarrazin. Sobre las más que probables dimensiones de la catástrofe, estos “lúcidos” defensores de la ideología privatizadora y desreguladora que llevaban en mente y que acabaron por conseguir mediante supremas artes estatales, no tenían la más remota idea.

resistencias- Anscluss. La Anexión

Contraportada Monográfico 1 Anschluss. La Anexión